"Los exquisitos chocolates suizos de Lindt tienen su origen en una pequeña pastelería del casco antiguo de Zurich. En 1845, sus propietarios decidieron adoptar la nueva moda italiana de servir el chocolate en tabletas sólidas en lugar de la tradicional bebida.
Posteriormente, compraron la famosa marca de Rodolphe Lindt junto a sus secretos para desbloquear las cualidades de fusión del chocolate. Hoy en día, estas innovaciones perviven en Lindor, un bombón emblemático de Lindt que se caracteriza por un caparazón duro y un relleno de suave chocolate."

MARCAS

OTRAS MARCAS